JOSÉ PARIENTE

No solamente es el nombre del padre de la actual propietaria lo que indica la etiqueta; es el homenaje que renueva cada año y en cada vendimia Marivi  a su progenitor, que fue el que inició allá por 1960 la producción de vinos blancos artesanales, practicando una viticultura minuciosa, creyendo en su tierra, en la calidad de la uva verdejo de sus viñedos de Rueda y en el placer de hacer vino.

Innovación y respeto, tecnología y pasión por los grandes vinos blancos. En la bodega, como en el viñedo, Victoria Pariente mantiene el compromiso de su padre, José Pariente, con la búsqueda de la excelencia. Hoy la bodega suma ya la tercera generación, en la persona de la hija de Victoria y de Ignacio Prieto, Martina Prieto Pariente.

VINOS

  • Varietal Verdejo.- En boca aparecen de nuevo las notas de fruta fresca. Untuoso, goloso y elegante con un suave toque de amargor final, característico de la variedad verdejo. Posee una gran estructura que favorece su persistencia. La retronasal es compleja e intensa.
  • Varietal Sauvignon Blanc.- En boca presenta la tipicidad de la sauvignon blanc, esa elegancia fresca y limpia. Es un vino de intensidad alta, estructurado y persistente, redondo.
  • Fermentado en Barrica.- En boca es voluminoso, untuoso y muy elegante. Potente, con una muy buena acidez que le asegura un paso largo y vivo. Presenta un gran equilibrio entre fruta y madera. Todo lo que se percibe en nariz reaparece en la boca.
  • Cuvée Especial.- En boca se perfila como un vino con una enorme complejidad, provisto de una impresionante suavidad, de una sedosidad que aporta elegancia, en la que reaparece este toque mineral.
  • Apasionado.- En boca aparece una sensación aterciopelada y muy fina. Conserva la tipicidad de la Sauvignon Blanc, esa elegancia fresca y limpia. Es un vino de intensidad alta, estructurado y persistente, redondo. Posee una perfecta armonía conseguida entre contenido en ácidos, alcohol y azúcares.