MÁS QUE VINOS

L a Bodega Más Que Vinos se proyecta en 1998 en la Rioja, donde se conocen los tres fundadores y amigos: Margarita Madrigal, Alexandra Schmedes y Gonzalo Rodríguez, tres enólogos, cada uno con una amplia y variada experiencia enológica.

Sin embargo, el origen de la bodega se remonta al año 1851, en la bodega familiar de Gonzalo localizada en el pueblo de Dosbarrios, en la Meseta de Ocaña y a 40 km de Toledo.

En 1999 crean su proyecto, cuya filosofía se basa en la tradición de cultivar las variedades autóctonas, y hoy en día crían las añadas excepcionales que embotellan con el nombre de La Plazuela y que se ha convertido en uno de los grandes vinos españoles. Conocedores como nadie del potencial del viñedo de la zona de la Mesa de Ocaña y fieles seguidores del terruño que le vio nacer, apuestan sin reservas por las variedades propias de estos pagos y convierten sus vinos en referentes de la región, aupando a la Cencibel y Garnacha, así como a la mal valorada Airén, a cotas inimaginables no muchos años atrás. De esas viñas viejas de Cencibel y Garnacha, obtuvieron las yemas que plantaron con el fin de no perder ese clon único de Cencibel que se diferencia del Tempranillo. Después de ERCAVIO, vendría otra novedad, esta vez con Syrah y Tempranillo para hacer LA MESETA; luego, inquietos e ilusionados como en sus comienzos, se atreven a “vestir de largo” a otra uva casi olvidada, la malvar, de la que logran un vino excepcional, LA MALVAR DE ERCAVIO, con unas lías que transportan el gusto silvestre de las hierbas camperas característico de estos lares, unido al sutil toque de mantequilla  ahumada aportado por el roble, y sus dos últimas novedades, fruto de su inquietud por seguir creando y soñando, como son LA BUENA VID y EL SEÑORITO DE ERCAVIO.

VINOS

  • Ercavio.- La marca de la casa cuyo nombre proviene del yacimiento arqueológico de Ercávica. Es la marca que les acompaña desde los comienzos: Ercavio Blanco, Rosado, Tempranillo Joven, Tempranillo Roble, y Selección Limitada.
  • La Malvar de Más Que Vinos.- Elegante y fino en boca marcado por sabores a manzanilla salvaje y anís. El retrogusto es untuoso, marcado por una acidez discreta.
  • El Señorito.- En el ataque el vino es fresco con medio cuerpo, marcado por las frutas rojas que notábamos en los aromas. En el paso de boca se aprecia el sabor a regaliz rojo y torrefactos elegantes. El retrogusto es largo y sedoso, invitando a disfrutar de otra copa.
  • La Plazuela.- Se muestra corpulento marcado por aromas de frutas negras maduras, madera espaciada, tabaco y chocolate. Final muy largo y aterciopelado.
  • La Meseta.- El ataque es amplio y untuoso, dejando saborear frutas negras, maduras. El paso de boca es aterciopelado con taninos potentes,bien integrados. El retrogusto es largo, marcado por una frutosidad potente.
  • 31 de Noviembre.- La Garnacha le confiere una frutosidad extraordinaria y unos taninos sedosos en compañía de una suave acidez.
  • La Buena Vid.– El vino se presenta fresco y sedoso con sabor a frutas rojas. El paso de boca es elegante y marcado por el buen equilibrio de la fruta y los taninos elegantes. El uso de la barrica es muy discreto. El retrogusto anima a volver a degustarlo.