VEGA SICILIA

Uno de los mitos en la enología y posiblemente en el más internacional de nuestros vinos convertido ya en leyenda. Fue Eloy Lecanda, de origen vasco, allá por 1848, el que comienza la historia al comprar al Marqués de Valbuena una finca de 2.000 ha dedicada a la agricultura y la ganadería. En 1915 y después de duro trabajo durante años nacen dos vinos excepcionales: Vega Sicilia y Valbuena. Y la distribución de la primeras botellas comienza a realizarse entre la alta burguesía y la aristocracia, pero no como objeto comercial, sino como regalo a los buenos amigos de la familia. Comienza así la forja de la leyenda del vino más exclusivo de España, ya que no podía adquirirse con dinero sino por amistad.

VINOS

  • Único.- Ofrece una complejidad infinita que se va mostrando poco a poco, en cada sorbo, su paso por boca es inmensamente sedoso y elegante, y tiene una capacidad de envejecimiento sólo al alcance de unos pocos vinos en el mundo.
  • Único Reserva Especial.- Aúna la complejidad del Único multiplicándola por varias añadas y nos ofrece una inmensa gama aromática, elegancia pura en un eterno discurrir por la magia de un mito. Sólo los mejores Únicos sirven para producir Reserva Especial, una mezcla de años, virtudes, experiencias y sentimientos que no hacen sino perfilar la esencia más profunda de un estilo propio e irrepetible,  el estilo Vega Sicilia.
  • Valbuena 5º.- Valbuena, es la expresión más pura del tinto fino (tempranillo) en Vega Sicilia. El ensamblaje de variedades que conforman este magnífico vino tiene en el tinto fino la uva predominante de manera muy mayoritaria. La otra variedad empleada es el Merlot, que participará en mayor o menor medida dependiendo de la añada.
  • Macán.- Vino tinto elaborado en su totalidad con la variedad Tempranillo. Tras la fermentación alcohólica realiza la maloláctica entre barrica, un 30%, y depósito para el 70% restante. La crianza la realiza en madera francesa de grano fino y extrafino, una mayor parte en barrica nueva y lo demás en barrica de un vino. Permanece en madera 15 meses y el resto, hasta su venta, en botella.
  • Pintia.- En boca  ofrece una gran estructura, buena presencia tánica y un paso de boca muy amable, fresco  y persistente. Recuerdos florales en retronasal.
  • Oremus Mandolás.- Mandolás es uno de los viñedos de Oremus y está plantado, en su totalidad, de la variedad Furmint; la variedad más noble de la región.
  • Oremus Vendimia Tardía.- En su carácter predominan los tonos florales, mezclados con tonos de cítricos y melosos. Nariz elegante y fina, su paladar es rico y persistente. La fina acidez y el carácter frutal dulce forman un perfecto equilibrio.
  • Oremus Aszu.- La elaboración del vino Aszú (vino de lágrima) es un proceso minucioso, que requiere mucha paciencia y amplios conocimientos. Solamente es posible en buenas añadas, cuando la naturaleza asegura  lluvias a finales del verano y un período soleado y ventoso entrado el otoño, condiciones indispensables para el proceso de formación de granos nobles. Las bayas hinchadas por la humedad se agrietan, en su piel se establece la “Botrytis cinérea”, y se desencadena la podredumbre noble.
  • Oremus Eszencia.- Sólo en años excelentes, cuando la cosecha de granos nobles es especialmente abundante, se recoge gota a gota la esencia natural que rezuman las uvas nobles para luego convertirla en Oremus Eszencia,  vino de leyenda y secretos místicos.
  • Alión .- Un vino carnoso, complejo e intenso, pero en el que la elegancia juega como elemento diferenciador y seña de identidad de la bodega.